10 mentiras sobre tus dientes que tienes que desterrar de una vez

Queremos contarte algunas de las múltiples mentiras o mitos que circulan sobre la salud de los dientes. Si algo tienen en común es que, como te las creas, vas a acabar teniendo un problema en la boca, así que lee atentamente y, si creías a pies juntillas en alguna de estas afirmaciones, olvídala.

Aunque el colutorio o enjuague es una técnica de limpieza complementaria, no tiene por qué formar parte de nuestro hábito diario. De hecho, es mejor que consultes su uso con el dentista y te dirá si realmente te hace falta. Es bueno, por ejemplo, si tienes gingivitis, pero insistimos en que debido a la gran oferta que existe en el mercado lo mejor es que lo hables con tu odontólogo o, al menos, con tu farmaceútico de confianza. No olvides que una buena limpieza se basa principalmente en el cepillado de dientes tras cada comida durante 2 minutos. Debes limpiar todas las caras del diente, además de tus encías y lengua. La utilización de hilo dental te permitirá eliminar restos de comida entre los dientes. Recuerda que ni con el cepillado ni con el hilo dental deben sangrar las encías. Si te ocurre, acude a nosotros para que revisemos tu boca o te corrijamos tu técnica de cepillado.

Cuanto más duras sean las cerdas del cepillo de dientes, mejor limpiará

Aparte de no ser cierto, puedes dañar tanto tus piezas dentales como las encías. El cepillo debe ser de dureza normal o media si tu salud bucodental es buena y suave si tienes ciertos problemas como sensibilidad dental o alguna enfermedad periodontal.

No me pongo implantes porque tengo miedo a que mi boca los rechace

En realidad, no existe rechazo al implante dental porque el material del que está hecho el implante, el titanio, no es rechazado por el cuerpo. El implante dental es la única prótesis que puede convivir en nuestro cuerpo estando expuesta. En este caso, está en continuo contacto con la saliva y bacterias de la boca. Lo que sí puede ocurrir es que un implante dental se mueva. Suele ir unido a pacientes con muy poco hueso o con una enfermedad de base que les hace tener una mala cicatrización. También existen hábitos como el tabaco que hacen que el hueso esté peor irrigado.

No me hago una limpieza dental porque he leído que daña el esmalte

Las limpiezas dentales profesionales no dañan el esmalte. Subrayamos profesionales porque tu dentista es el único indicado para hacerte este tratamiento que tiene como principal objetivo eliminar la placa y el sarro acumulado en los dientes y por debajo de la línea de la encía. En el caso de que quieras realizarte un blanqueamiento dental, siempre debe ser el paso previo. Desconfía si te proponen un blanqueamiento que no incluye una limpieza dental. Muchos pacientes tienen la duda de si es necesario realizarse una limpieza anual. Siempre dependerá del estado de tu boca. Si acudes regularmente a revisiones, saldrás de duda.

Si estoy embaraza, mejor pospongo todos los tratamientos con el dentista

No, no y no. Perdona que te lo digamos así, pero es un mito que hace mucho daño a las mujeres. No corréis ningún peligro ni tú ni tu bebé. Precisamente estamos para aconsejarte y asesorarte. Es infinitamente mejor un embarazo controlado por un dentista que sufrir algún tipo de incidencia (caries, gingivitis, fractura dental) y dejarte llevar por miedos infundados. Además, ten en cuenta que durante la gestación hay una mayor predisposición a sufrir gingivitis.

Solo las golosinas y chucherías producen caries en los dientes

Por desgracia, el azúcar está presente en muchos alimentos. El hecho de que tú o tus peques no consumáis golosinas, chucherías o chocolate no os inmuniza contra la caries. Por ejemplo, productos envasados como zumos, bebidas carbonatadas, bollería, los cereales del desayuno, galletas, etc tienen gran cantidad de azúcar. También hay alimentos naturales como pastas, arroces, patatas o frutos secos que pueden ser cariogénicos si no limitamos su consumo. El secreto está en llevar una dieta equilibrada y tener unas férreas pautas de limpieza tras cada comida.

Una dentadura postiza o prótesis dura toda la vida

No suele ser así. Si le añadimos, además, que hay personas que piensan que tampoco les hace falta mantenimiento tenemos un disgusto seguro a la vista. Si llevas una prótesis o dentadura postiza, nuestro consejo es que la revises igual que si fuesen dientes naturales. Ten en cuenta que, con la edad, nuestra boca cambia y perdemos encía. Si notas aquello de que ‘no me ajusta bien’ seguramente sea por esto. Por otra parte, en Odontología hay muchos avances en técnicas y materiales por lo que a veces incluso merece la pena pensar en un cambio. Tu boca te lo agradecerá y puedes ganar calidad de vida.

La limpieza de la boca debe comenzar cuando han salido todos los dientes

La limpieza de los dientes –igual que con el resto del cuerpo- empieza en el mismo momento en que nacemos porque el germen de la caries nos puede atacar desde la infancia. Con cuidado, pero sin retrasarlo porque existe lo que llamamos caries de biberón. Sin dientes, habrá que limpiar las encías con una gasita húmeda. En cuanto brotan las primeras piezas dentales, es hora de pensar en un cepillo adecuado a cada edad.

Si no me duelen los dientes es que todo va bien

Los dientes no duelen hasta que algo grave pasa. Casi todos sabemos lo molesto que es un dolor de muelas o un flemón. Cuando eso ocurre es que la infección ha llegado a la parte más profunda del diente donde tenemos las terminaciones nerviosas. Por eso es tan importante atajar una caries de manera temprana y, para eso, nada mejor que visitar al dentista como mínimo una vez al año.

No ocurre nada si un diente de leche se cae antes de tiempo

Puede que sí o puede que no, pero la realidad es que los dientes de leche son, por así decirlo, las guías que tienen los dientes definitivos para salir correctamente. Los dientes definitivos brotan reabsorbiendo las raíces de los dientes de leche por lo que si tu hijo o hija pierde un diente de leche antes de tiempo, se quedará sin esa guía y los dientes definitivos no tendrán ninguna referencia. Si un diente de leche cae antes de tiempo y no acudes al dentista, es muy probable que el diente definitivo salga torcido y sea necesaria una futura ortodoncia para corregirlo.