La sonrisa gingival se puede tratar; te contamos cómo

sonrisa gingival

Cuando sonríes, ¿sientes que la apariencia de tus dientes superiores se ve cubierta por un exceso de encía? Es posible que tengas una sonrisa gingival. Muchas personas se vuelven reacias a sonreír por no querer mostrar sus encías. No obstante, debes saber que hay tratamientos muy eficaces que pueden corregirla y aportarte una sonrisa de película.

La «sonrisa ideal» muestra el labio superior justo encima de los dientes superiores, con un máximo mostrado de dos milímetros de encías. Todo lo que supere los tres o cuatro milímetros de encía visible comienza a verse como una sonrisa gingival.

Tu dentista tiene que determinar exactamente por qué tu sonrisa se ve de esta forma, ya que pueden existir distintas causas. Algunas de las causas más frecuentes de este tipo de sonrisa son:

  • Tener el labio superior muy corto, pudiendo no llegar a cubrir la encía al completo, o labios hipermóviles (que se mueven demasiado).
  • Contar con un hueso maxilar superior demasiado prominente.
  • Tener un desgaste excesivo de los dientes superiores y un sobrecrecimiento vertical de encías para compensar.
  • Haber tenido una erupción activa anormal de los dientes en el proceso de crecimiento. O, incluso, una erupción pasiva alterada (cuando la encía no se retrae adecuadamente).

Este tipo de sonrisa no solo puede alterar gravemente tu estética dental. Si tienes una sonrisa gingival causada como resultado de la erupción de los dientes y la forma en que se desarrolló tu mandíbula, es posible que tengas una alteración en la mordida. Este punto también puede afectar seriamente a tu salud bucodental a largo plazo.

sonrisa gingival

Tratamientos para la sonrisa gingival

Existen varios métodos y técnicas para corregir este tipo de sonrisa.

En primer lugar, la ortodoncia es un tratamiento que puede ayudarte a recolocar la dentadura si se ha producido una alteración en su crecimiento. Puede nivelar los dientes y corregir su posición de forma que elimine esta alteración.

La cirugía periodontal puede alargar la corona para mover los niveles de la línea gingival. De este modo, puede ayudarte a contornear el hueso existente alrededor del diente y a modelar el contorno de tus encías.

También existen otros tratamientos como la gingivectomía, con la cual se elimina una parte de tu encía, o la gingivoplastia, la cual puede ayudarte a contornear las encías.

Cuando estos métodos tradicionales de tratamiento no funcionan, como cuando una persona tiene un labio hipermóvil, existen otros métodos. El uso del bótox es uno de ellos, con el cual se inyecta este compuesto en el labio superior para disminuir la contracción del músculo.

Si crees que tienes una sonrisa gingival, visita a tu dentista para que te pueda informar acerca del tratamiento más indicado para tu caso. Este profesional examinará y analizará el estado de tus dientes, boca y encías para determinar la extensión de tu excesiva exhibición gingival y todas las posibles causas. En todo caso, es posible que necesites técnicas de exploración como los rayos X para ver las raíces de los dientes o la mandíbula.