Si tienes diabetes, redobla el cuidado de tu boca

El pasado sábado, 14 de noviembre, se celebró el día mundial de la diabetes, una enfermedad que afecta a más de 415 millones de personas adultas en el mundo y que cada año produce 5 millones de muertes. Las evidencias científicas son cada vez más claras y tienen una doble dirección.

Por una parte, si una persona padece diabetes, debe redoblar el cuidado de su boca ya que tiene una mayor posibilidad de sufrir problemas en dientes y encías.

Por otra, si una persona no cuida su boca y padece diabetes, es muy posible que su enfermedad se vea agravada. Por ejemplo, un enfermo de diabetes que desarrolla una periodontitis no tratada puede estar iniciando o aumentando la resistencia a la insulina, y por tanto, tendrá un peor control de la glucemia.

Desde Clínica Bayo Martín no queremos dejar pasar la oportunidad de recordaros algunas de las afecciones en boca más relacionados con la diabetes. Si padeces alguna de ellas, no dudes en pedirnos una cita. Te aconsejaremos y ayudaremos:

XEROSTOMÍA: La alteración metabólica que sufren las personas con diabetes, además del hecho de que muchas veces tengan que tomar medicamentos que reducen el flujo de saliva, está detrás de esta afección a la que también se llama síndrome de boca seca. Además, trae aparejado un riesgo mayor de sufrir caries ya que la saliva tiene una función protectora y limpiadora para nuestros dientes. Los síntomas más habituales son boca seca y pegajosa, sequedad labial, sensación de ardor en la boca y lengua áspera. 
ENFERMEDADES PERIODONTALES: Los estudios realizados sugieren que una persona con diabetes tiene 3 veces más posibilidades de tener periodontitis. La Sociedad Española de Periodoncia también considera que la diabetes «provoca una respuesta inflamatoria exacerbada frente a las bacterias patógenas presentes en la encía, y también altera la capacidad de resolución de la inflamación y la capacidad de reparación posterior». Es decir que. con diabetes, se acumulan más bacterias y se eliminan bastante peor que sin ella. En este caso, los síntomas son iguales que en una persona que no padezca diabetes, pero hay que redoblar la atención: encías rojas, inflamadas o sangrantes y/o que se separan de los dientes, mal aliento persistente, abscesos (pus) entre las encías, pérdida dental, cambio de la mordida o en la posición de los dientes. 
CANDIDIASIS BUCOFARINGEA: Se calcula que el hongo que causa esta infección está presente en la boca del 50% de la población, pero que las personas con diabetes tienen mayores probabilidades de desarrollarla debido, principalmente, a que el sistema inmune se ve alterado reduciendo las defensas y también a la falta de saliva. Las personas con dentadura postiza o que fuman deben tener más cuidado si cabe. Los síntomas más habituales son manchas blancas en la boca, enrojecimiento o escozor, sensación dolorosa de ardor, úlceras y alteraciones del gusto. 

Os dejamos algunos enlaces útiles en los que podréis encontrar amplia información sobre la diabetes:

www.sepa.es
www.fundaciondiabetes.org
www.diabetes.org
www.idf.org